martes, mayo 19, 2015

fracaso

Prometo no invocar tus nombres o visitar tus viejos restaurantes. No caminare entre flores o escuchare todas tus canciones. Prometo no ser.